martes, 10 de julio de 2012

El cuidado de los pies


Que no…que no he abandonado el blog… es el trabajo que me tiene un poco liada (rebajas…) y que no encuentro hueco para sentarme tranquilamente a escribir.

Hoy he salido temprano, así que le dedico toda la tarde. =)

Esta entrada llega un pelín tarde, ya que muchas ya llevaréis bastantes días utilizando sandalias o chanclas veraniegas. Suerte la vuestra. En Asturias parece que estamos en otoño: ahora mismo llueve (orbaya se dice por aquí), y hace fresco. Concretamente 14 grados, y son las 6 y poco de la tarde. Os podréis imaginar que la ropa que estoy utilizando no es precisamente típica de verano, y obviamente, el calzado, tampoco.

Aún así, es importante preparar nuestros pies para el cambio de calzado, que ojala sea pronto, para que luzcan perfectos este verano.

Os dejo unos consejos sobre cómo mantener nuestros pies sanos, bonitos y cuidados. ¿Os quedáis?

No sé por qué razón es habitual dejar un poco de lado el cuidado de los pies en nuestras rutinas de belleza (yo la primera). Es la parte del cuerpo que más olvidada tenemos, quizás porque la mayor parte del tiempo suelen estar tapados. A pesar de esto, los pies no se resienten demasiado (a no ser que tengamos algún otro problema añadido).



Si tenemos en cuenta las horas que pasamos de pie o caminando, los cambios constantes de calzado, la falta de hidratación extra, etc. nos daremos cuenta del desgaste tan grande que se genera en nuestros pies cada día.

Hay quien cada determinado tiempo (una vez por semana, una vez al mes…) va a un centro especializado y se hace la pedicura. Hoy día incluso existe la pedicura spa.
Pero no todas tenemos el tiempo y dinero necesarios para llevar esta rutina, así que mejor hacerlo en casa nosotras mismas, ¿no os parece?

   - En primer lugar es importantísimo que la piel de nuestros pies esté hidratada. Al igual que nos echamos crema en la cara, en el cuerpo, o en las manos cada día, deberemos hacerlo en nuestros pies.

Yo no utilizo una crema específica. El mismo body milk o manteca corporal que esté utilizando en ese momento es el mismo que me aplico en los pies.

En invierno, antes de ir a la cama me embadurno los pies en Nivea y me pongo unos calcetines gordos de lana para dormir. La mañana siguiente los pies están muy suaves e hidratados. (Os hablé de la crema Nivea aquí )
En verano también podéis llevar este truco a cabo, una o dos veces por semana (aunque dormir con calcetines…bufff).

Si no humectamos esta zona, pueden aparecer los famosos talones agrietados, y los cuidados que necesitaremos ya serán distintos. Por ello, lo más importante será prevenir.

En caso de que ya sea demasiado tarde, existen diferentes productos en el mercado que nos pueden ayudar.

No he tenido nunca este problema, aunque sí es verdad que a veces tengo los pies más resecos de lo normal, y en los talones se me forman una especie de durezas. Es entonces cuando me aplico esta cremita de Mercadona:




Huele muy bien, y se extiende fácilmente. Me la aplico por la mañana al salir de la ducha y antes de acostarme.

Como os digo, no es que tenga excesivas durezas en los pies, pero a mí me va muy bien esta crema. Tiene muy buenas críticas por la red, incluso en personas que venían utilizando cremas específicas de farmacia, así que si sufrís de talones agrietados, durezas o pies muy secos os aconsejo que la probéis.

     - Otro aspecto que debemos tener en cuenta es la exfoliación. De vez en cuando deberíamos exfoliar nuestros pies para eliminar las células muertas y favorecer así la regeneración de la piel.

Exfoliantes hay miles. Cada uno que elija. Yo llevo mucho tiempo utilizando este, también de Mercadona:



Se trata de un exfoliante antidurezas, que entre sus ingredientes lleva partículas de piedra pómez.
Me suelo hacer la exfoliación de pies una vez cada 10 días aproximadamente. Meto los pies en agua calentina y los dejo a remojo un rato. Después aplico una pequeña cantidad (una avellana) en uno de los pies y masajeo suavemente, insistiendo en las zonas problemáticas, que en mi caso suelen ser los talones. Lo meto de nuevo en el agua y realizo la misma operación con el otro pie. Aclaro con agua tibia, y voy graduando la temperatura hasta que el agua sale fría. De este modo favorecemos la circulación sanguínea.
Me seco los pies con una toalla y sin frotar y… oooohhhhhh, pies suaves suaves!!!!

Después me aplico una crema hidratante y listo.

Si las durezas son persistentes, y además se acompañan de callos o juanetes, podemos emplear accesorios destinados para ello. La piedra Pómez, por ejemplo. Se trata de una piedra porosa, con varios huecos y cavidades que resulta ideal para limpiar la superficie de nuestros pies.
Para sacarle el máximo provecho a la piedra pómez hay que remojar los pies en agua tibia,  enjabonarlos y con la piedra humedecida frotar las plantas con movimientos suaves y circulares, deteniéndonos en las partes callosas y con juanetes.

Cada vez que el jabón se vaya absorbiendo habrá que sumergir los pies y la piedra nuevamente en el agua, volviendo a enjabonar para que al frotar no cause resequedad ni sea doloroso. La exfoliación con esta piedra no produce dolor, en todo caso, cosquilleo, pero agradable.

Otros productos parecidos a la piedra Pómez son las limas antidurezas. Hace unos días me compré esta en Mercadona (hoy va la cosa de este supermercado, sí…):


Consta de un mango anatómico y antideslizante, y dos caras. Por un lado más rugoso que por el otro. El lado más áspero está diseñado para los callos y durezas importantes. El otro elimina más suavemente las rugosidades y pequeñas durezas. Es el que yo utilizo.

Con los pies en seco, froto la lima suavemente en las zonas que veo más perjudicadas. Cuando ya está la piel lisa y suave, aplico una crema hidratante por todo el pie (la reparadora de grietas de antes le va que ni pintado).

     -  Es muy importante llevar las uñas bien cortadas. Lo mejor es cortarlas o limarlas rectas, para que no se nos claven en el dedo. No hay cosa más fea en este mundo que unos pies con las uñas largas y descuidadas. Al menos para mí. Las uñas largas tipo Marujita Díaz no se llevan ¡Por favor, córtense las uñas de los pies!

Una vez tenemos los pies limpios, exfoliados e hidratados y las uñas cortadas y limadas podemos utilizar un esmalte bonito para rematar la faena. Aquí cada uno es libre de escoger lo que más le guste.

Os recuerdo que es importante dejar que las uñas respiren, tanto de los pies como de las manos. En invierno no suelo pintarme las uñas de los pies, así descansan de todo el tute que les he dado en verano y les da tiempo a regenerarse. =)

     -  Por último, y no por ello menos importante, os quiero hablar de un producto milagro. Hay ocasiones en las que llegamos a casa y nos duelen los pies y las piernas, notamos que nuestros pies están hinchados, o simplemente tenemos esa desagradable sensación de piernas cansadas. En estos casos lo mejor es poner los pies a remojo con agua tibia y un puñado de sal gorda y relajarse. Pero no siempre disponemos de tiempo para esto o ganas de meter los pies en agua. En estas situaciones yo utilizo este gel refrescante:




Lo aplico en pies y piernas hasta la rodilla y me va genial. Tiene un efecto mentolado, que produce una sensación inmediata de frescor (la primera vez que lo usé me pasé echando producto y me lloraban los ojos, jejeje).

Se absorbe rapidísimo y la sensación de mejoría es inmediata.

Os lo recomiendo si vais de viaje y tenéis pensado hacer excursiones o caminatas. Lo he probado con mis amigas y puedo (podemos) constatar que funciona. Un pequeño masaje ¡y como nuevas!
 
Bueno, me he explayado a gusto hoy… Espero que os haya parecido interesante la entrada y que llevéis a cabo los consejos para conseguir unos pies de anuncio este verano.

 
Intentaré al menos una vez por semana actualizar el blog, y cotillear un poco los vuestros. Que sepáis que os leo desde el móvil, pero no me deja comentar. :(

Y para acabar y despedirme, os dejo este videoclip, que he amanecido hoy con ganas de bailar, a ver si alguien oye mi súplica y Lorenzo se deja ver por el norte…




16 comentarios:

  1. Hola guapa!!

    Unas cremas muy interesante, la verdad es que si que los pies es lo que mas olvidado tenemos. Gracias por tan magnífica información como siempre, Besitos ;)

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo esa misma lima y la uso en la ducha. Lo único que no he probado es la crema de pies cansados, pero las otras dos me van muy bien. A día de hoy, no he encontrado un exfoliante de pies que me vaya mejor que este de mercadona.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante la entrada, tocaya.
    Yo en verano también cuido mucho mis pies (tengo previstas varias entradas sobre algunos de los productos que uso) y esas cremas que has puesto de Mercadona las conozco todas :) y suscribo que van genial.

    Un besote enorme y no te canses demasiado en el trabajo.

    ESTOY DE MINISORTEO: http://lamiradadeluci.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. P.D: no sabes las envidia que me dan esos 14 grados, cuando aquí desde el día 6 de mayo (sí, sí, lo tengo apuntado) estamos con un calor horroroso.

      Eliminar
  4. Aquí hace un calor cremas de deliplus siempre tengo en casa y me van bien.

    ResponderEliminar
  5. tienes toda la razon!!! y tb me olvido de ellos es q estan ahi tann abajo jajaja q me da pereza, pero tienes toda la razon, las cremas de mercadona siempre las veo y nunca as compor , pero si dices q funcionan me voy a animar porque siempre me salen grietitas. graciassss.

    Por cierto te sigo ya ok?? besitos

    http://beluloveblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Acabo de descubrir tu blog por causalidad! Me gusta mucho! Yo utilizo las cremas y me van de perlas! Aqui tienes nueva seguidora!

    www.cocoplumoso.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Qué post más completo!! Cuidado de pies de principio a fin! :)
    Yo tengo la crema de durezas del mercadona, pero me apunto las otras, me han gustado! Gracias por tus consejos guapa! Besos!

    http://mmm-megusta.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa!!
    Yo intento cuidarme los pies todo el año, porque sino me salen unas durezas tremendas, se me secan muchisimo asi que tengo que hidratarlos en invierno y verano... me ha encantado tu entrada, muy completa...
    Besines

    ResponderEliminar
  9. Una entrada bastante completita. A mi también me salen durezas sobre todo en los talones aunque no son demasiado fuertes. Así que también uso ese exfoliante y otra crema hidratante.

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que la gama de productos de mercadona para la pedicura es estupenda, yo he probado estos que comentas y me han encantado. Un saludo!

    Estoy de sorteo en http://marifloysuspotis.blogspot.com.es/, pasaos por allí!

    ResponderEliminar
  11. La verdad, que cada vez que leo este tipo de post me propongo cuidarme más los pies, pero no soy nada constante!!! Tengo la primera cremita de pies que enseñas, la reparadora, porque en verano se me agrietan muchisimo los talones y aunque no he probado otra, si que he leido muy buenas criticas de esta!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Pues tomo nota, la verdad q si es verdad q pasamos un poco de los pies... habra q ponerse a ello.. muaaaa

    ResponderEliminar
  13. Cuando puedas, pásate por mi blog. Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Yo empecé a cuidarmelos mucho cuando comencé a trabajar y a estar todo el dia de pié.
    Muy interesante la entrada.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Hola lucí! No te imaginas lo bien que me ha venido este post..como tu dices los pies son los grandes olvidados y en verano siempre sufren mas de lo normal...yo procuro cuidarlos todo lo posible pero aun así a la vuelta de la playa creo que iré a un sitio a que me hagan un buen tratamiento post verano ;-)

    Un besazo enorme y espero que estés mejor de la espalda! Por cierto, soy tu seguidora numero 100! Que cambiar de dígito siempre hace mucha ilusión...jeje te dejo el link de mi blog por si te aptc pasarte!

    http://thesunflowerscloset.blogspot.com

    ResponderEliminar